Claves del estilo rústico moderno

Nuestra lista de estilos de decoración no estaría completa sin el diseño interior de casa rural moderna. Adoptamos aquel estilo de la casa de campo de antaño y lo mezclamos con toques modernos de ciudad para crear una fusión única e inimitable. Se trata de crear una mezcla entre el estilo rústico y el minimalista.

Los interiores modernos del estilo rústico tienen muchas características de lo que conocemos como estilo tradicional del campo.  Además es un estilo que aporta tranquilidad, relajación, sensación de hogar, naturaleza cercana… manteniendo con vida aquellos muebles antiguos de la abuela a los que tanto cariño tienes.

Las cosas se vuelven más sencillas y limpias sin perder el carácter. Todavía queremos ver las puertas del granero sobre guías de ruedas vistas. Las actualizaciones modernas como el suelo de tablones anchos, la vida interior con un concepto abierto, y la iluminación  cálida y elegante son algunos de los identificadores comunes del estilo de decoración rústico moderno. 

Los interiores de este estilo también son conocidos por mezclar metales. Del oro al negro al níquel, el contraste es tu aliado. Nos encanta que este estilo de diseño único tome en serio su conexión con la naturaleza. Toma otros materiales sacados de la naturaleza tales como la piedra, barro y mimbre.

Pero el material protagonista y esencial de este estilo es la madera, muchas veces sin tratar, usada en muebles, decoración, elementos constructivos… y vegetación natural, que se puede encontrar en cada habitación. 

Los textiles apuestan por los tejidos naturales, y pueden ser más o menos pesados en función del clima en el que vivas: algodón, lino, lana, yute, imitaciones de piel, etc.

Las paletas de colores en los interiores modernos siempre están en el lado neutral, combinables con todo tipo de muebles y materiales. Cuando quieras añadir ese color extra adicional es importante sacarlo de la naturaleza. Trata de añadir el azul si quieres recrear el rústico mediterraneo y marino. Usa los tonos marrones, beige, piedra. Todos estos colores los vamos a trasladar a las paredes, muebles y complementos. En menor medida utiliza tonos verdes y rojos, pero úsalos solo para dar un toque de contraste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − cuatro =

Scroll al inicio